Presupuestos Online

MANUAL DEL TALENTO DEL SERVICIO DOMÉSTICO

I .- NORMAS DE CONDUCTA

La convivencia requiere en la mayoría de las ocasiones, respetar una serie de normas de conducta social, imprescindibles para mantener la convivencia. En el tema de las empleadas de hogar, lógicamente, también deberían aplicarse con el fin de crear un ambiente dentro del hogar satisfactorio y agradable para todas las personas que lo integran.

II.- LA LIMPIEZA DEL HOGAR

La limpieza del hogar suele obedecer a una serie de normas impuestas por el/la empleador/a que es quien decide como deben hacerse las cosas en su casa. No obstante, puede darse el caso que no le instruya ninguna orden o que en algunos supuestos no le haya aconsejado como debe hacerlo, por lo que anotaremos una serie de principios básicos que se suelen aplicar en la realidad por la mayoría de los hogares.

Los útiles de trabajo lógicamente deben estar limpios y desinfectados: evitar que la fregona se encuentre muy desgastada en cuyo caso debe reemplazarse por otro recambio, las escobas deben estar libres de pelusas y las bayetas desinfectadas y lavadas, evitando juntar las de la cocina con las del baño.

Antes de comenzar la limpieza es conveniente ventilar todas salas durante 10 o 15 minutos (mucho mas no por ser innecesario y acarrear problemas adicionales de polvo, frió o calor).

Las zonas comunes se limpiaran igualmente (barrer y fregar o mopa), como el hall, escaleras (chalets), pasillos, porches….. y por supuesto siempre los cristales de las ventanas/ales han quedar en perfecto estado (asi como persianas y alféizares)

El resto de los elementos: puertas (huellas en pomos), televisiones, muebles, radiadores, lámparas, cuadros, objetos decorativos… deberán quedar regularmente limpios de polvo y suciedad.

III.- COLADA Y PLANCHA

IV.- LA COCINA Y LA MESA