Presupuestos Online

CARTA DE LA DIRECTORA

En mi doble faceta como Directora del Departamento de Selección y Formación de “Tu hogar mi hogar, agencia de servicio doméstico “y como madre de dos niñas pequeñas que ha necesitado de las empleadas de hogar durante muchos años, voy a intentar exponerles desde un punto de vista técnico y a su vez en primera persona las claves para conseguir el objetivo de que la relación de servicio doméstico sea una relación de largo recorrido.

1) Cambio y transformación para adaptarnos a nuevos escenarios., cómo pasar de uno a otro.

Todos desearíamos tener en nuestras casas a aquellas chicas del servicio leales que venían de los pueblos, y que llegaban a ser consideradas como “de la familia”. Hoy los tiempos han cambiado por el fenómeno de la inmigración y es importante quitarnos aspectos peyorativos sobre ellas y dispensarles el mismo respeto que antaño teníamos con aquellas chicas del servicio.

Tenemos que cambiar nuestra actitud hacia ellas y como dice Alex Rovira “cuando cambiamos por convicción en lugar de por obligación la calidad de nuestros resultados aumenta exponencialmente.”

2) La importancia de la actitud frente a la aptitud.

Como responsable de selección , me parece importante que la búsqueda de un perfil no sólo tenga que ver con la aptitud del individuo para ese puesto sino también con sus actitudes , y máxime en el ámbito del servicio doméstico que se desarrolla en nuestro ámbito más intimo: el hogar..

Sin duda alguna lo importante son las personas, las buenas personas, y partiendo de ese punto todo es mejorable y potencialmente adaptable mediante una buena formación.

La mejor empleada de hogar que ha pasado por mi domicilio ( estuvo con nosotros casi seis años) , fue una chica polaca de 17 años que casi no hablaba español y tuve que enseñarla todo , a planchar, limpiar etc.; en quince días ya hablaba español después de las maratonianas jornadas de películas de Walt Disney a que la sometieron mis hijas.

3) Clima Laboral: un buen ambiente interno.

Mejorando el clima laboral se ha logrado incrementar el nivel de motivación, compromiso e implicación de los empleados que repercute directamente en una mayor satisfacción de los clientes.

Seamos comprensivos con nuestras empleadas de hogar, son personas y trabajadoras igual que nosotras en nuestras respectivas empresas , es normal que quieran tener derecho a vacaciones, pagas extras ; sus hijos al igual que los nuestros a veces también enferman , e incluso es lógico que nos demanden aumentos salariales si nos demuestran con el tiempo que son altamente eficaces.

4) Seamos más "lideres" que "jefes" con nuestras empleadas de hogar.

Hay que diferenciar el “liderazgo” del “poder jerárquico”, la jerarquía puede dar poder pero la autoridad sólo se consigue con el liderazgo. Lo que caracteriza al líder es su capacidad para conducir equipos, consigue que cada miembro trabaje y aporte lo mejor de sí mismo.

Es importante que nuestras empleadas de hogar nos vean no sólo como a sus jefes, sino también como sus líderes.

Las características de un líder son básicamente las siguientes:

1) Honestidad y cumplidor.

Si los subordinados detectan que el líder no juega limpio perderán su confianza en él. El líder tiene que ser una persona de palabra: lo que promete lo cumple...

Tenemos que ser honestos con nuestras empleadas de hogar, si les prometemos pagas extras, hay que abonárselas, si les garantizamos un día y medio de descanso continuado debemos cumplir con nuestra palabra.

2) Flexible:

Las circunstancias son cambiantes y lo que hoy vale puede que no valga mañana.
A veces le hacemos una planificación a nuestra empleada de hogar y ese día el niño se encuentra enfermo y tiene que cambiar sus prioridades.

3) Autodominio

El líder debe ser capaz de controlar sus emociones, especialmente en los momentos delicados,
A veces las empleadas de hogar cometen errores, hay que saber controlarse en esas situaciones, una palabra mal sonante fruto de un “calentón” puede arruinar una perfecta relación.

4) Humano:

El líder es una persona cercana, próxima, cálida, comprensiva, esta cualidad es básica para lograr no sólo el respeto del equipo sino también su aprecio.
Está demostrado que cuando los empleadores de hogar somos humanos con nuestras empleadas de hogar en un porcentaje alto ellas corresponden.

5) Humilde:

La humildad implica reconocer las propias limitaciones, saber escuchar y pedir consejo, reconocer los errores que uno comete y los aciertos de los demás. La humildad no es síntoma de debilidad sino de persona realista- ¡Cuántas veces una empleada de hogar nos ha enseñado tanto en organización, limpieza y cuidado de niños ¡sabidurías que luego hemos transmitido a otras empleadas; a veces ellas lo hacen mejor.

6) Generoso:

La Generosidad es fundamental en todo líder, la relación profesional no deja de ser una transacción en la que el trabajador aporta su trabajo a cambio de un salario, un aprendizaje o un reconocimiento. No escatimemos con nuestras empleadas de hogar, en temas de alimentación, mantenimiento (en caso de empleadas internas).

7) Sentido del humor:

El humor es fundamental en la vida. El líder tiene que tener claro que hay momentos para las formalidades y momentos para cierto desenfado y no por ello va a perder el respeto del equipo.
A veces nos puede venir bien reírnos con nuestras empleadas de hogar, seguro que ellas nos lo agradecerán.

Para finalizar quiero comentarles que hace poco estuve en un seminario de Gestión de personas y me encantó escuchar a Jesús Vega ( Director de Recursos Humanos de los 46.000 empleados del Grupo Zara) con su “TEORÍA SOBRE EL LIDERAZGO SENSUAL” y la necesidad de que las empresas cuenten con Líderes sensuales

Como dijo Jesús Vega en este seminario “Liderar a las personas (empleadas de hogar) desde la inteligencia y desde el corazón es la única garantía de éxito.”

Les invito a que CONVIRTAMOS NUESTRO HOGAR EN UN ESPACIO SENSUAL , QUE SEDUZCA A TODOS LOS MIEMBROS QUE LO HABITAN , incluidas nuestras empleadas de hogar, Y SEGURO QUE HABREMOS PUESTO LA SEMILLA PARA UNA RELACIÓN DURADERA DENTRO DE NUESTRO SERVICIO DOMÉSTICO.